Se descubrió una homilía de San Nikolai (Velimirović) en Serbia que hasta poco se desconocía

Originally appeared at: Orthodox Christianity

San Nikolai (Velimirović) es venerado como uno de los santos más respetados del siglo 20. Su don de predicación exaltada e inspiracional le ganó el apodo —El Chrysostom de Serbia—. 

Ahora, otro ejemplo de su elocuencia ha sido descubierto como un manuscrito de una homilía (antes desconocida) que fue descubierto en el Monasterio Studenica en Breznova, Serbia según el sitio web oficial de la Iglesia ortodoxa serbia.

Foto: volgeparhia.ru

Abad Archimandrite Tikhon de Studenica explica:

Hace unos días, descubrimos un documento importante - un sermón por San Nikolai del año 1938. El manuscrito estaba entre los papeles y fotos del difunto Padre Julian en su maletín...es escrita a máquina con unas de las palabras escritas a mano. Por lo visto, Vladyka escribió a máquina un sermón cuando estaba inspirado, y dejaba espacios vacíos para luego escribir la iglesia o monasterio donde sería leído también dejaba espacios para el nombre del santo que sería celebrado y el año.  

La homilía se escribió en el Monasterio Žiča, la residencia episcopal de San Nikolai. Él la firmó y cerró y añadió —Después de leer, deja en los archivos del monasterio—.  

En el sermón, San Nikolai enfatiza que Dios siempre ha ayudado a Su gente y siempre lo hará y alienta a sus feligreses a poner su confianza total y todas sus esperanzas en Dios. Y debemos resistir hechos malos y siempre glorificar a Dios: 

Todos los hechos malos son malditos y todos que hacen mal se ponen maldiciones en sí mismos y en sus hijos. Él que tiene el temor de Dios y glorifica a Dios y confia en Dios recibe una bendición que se multiplica por cien y la bendición no le sale de él, ni de sus hijos, ni de su casa, ni de su trabajo, ni de sus ganados, ni de sus campos, ni de su labor. 

Es mejor ser glorificado y avergonzado que recibir bendiciones y ser maldito, justo como la vida es mejor que la muerte y buena salud es mejor que estar enfermo y luz es mejor que tinieblas. Que Dios los glorifique con toda Su gloria y que Él los bendiga con Su bendición, todos ustedes que se han reunido hoy para gloria y oración en este su santuario maravilloso de ustedes y de sus padres.  

Él concluye:

Pongan su confianza en Dios el Creador, y después no teman a nadie ni a nada. Dios es su escudo y su protección. Él que confia en Dios nunca se avergonzará sino será glorificado en ambos mundos. Sus padres confiaban en Él y nunca se avergonzaron, sino eran glorificados y recibieron bendiciones por Dios, les dieron a ustedes gloria y bendición. Paz sea a ellos en el Cielo y a ustedes y a todos - vida y bendiciones, paz y alegría ahora y siempre. Amén.  

  • Shqip
  • العربية
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Bahasa Indonesia
  • Italiano
  • Português
  • Русский
  • Español