Padre Seraphim (Rose) como símbolo de nuestra era

El artículo que sigue fue escrito en 2001 en el Monasterio Santa Trinidad en Jordanville, el centro espiritual de la Iglesia Ortodoxa Rusa Fuera de Rusia.

MORE:Santos
Originally appeared at: Orthodox Christianity

En Colorado, en los 1990, vivía un joven vaquero llamado Ross. Él era un verdadero vaquero moderno. Su familia poseía grandes terrenos donde una manada de vacas apacentaban. Sin embargo, su familia no era rica y tenía que hacer mucho del trabajo con sus propias manos. Ross pasaba todo el otoño y la primavera en en la silla (de montar), como debe hacer un vaquero. El resto del tiempo él era un joven estadounidense normal: tenía una Harley, tenía pelo largo, escuchaba música moderna. El área donde vivía Ross era protestante tradicionalmente, así que, naturalmente, su familia era protestante. 

¿Qué pasó entonces? Nada fuera de lo normal, pero algo poco corriente: Ross decidió buscar la verdad que le explicaría todo a él sobre el mundo, la vida, la muerte, y sí mismo. Ross pasó rápidamente por las confesiones norteamericanas tradicionales y no encontró lo que buscaba. Entonces decidió ahondar en la historia de la Iglesia. Por hacer eso, Ross descubrió un tesoro de escrituras patrísticas. Pero los padres vivían hace mucho tiempo y Ross querría encontrar el hilo de su tradición en la vida moderna. Empezó a leer las obras de muchos autores modernos hasta que encontró (por supuesto no por casualidad) un libro de algún Hieromonk Seraphim con el apellido bello de Rose. El joven no sabía que esta rosa espiritual iba a llenar su vida con la fragrancia de verdadero Cristianismo. 

Un ícono griego de Padre Seraphim Foto: uncutmountainsupply.com

Después de leer su libro, Ross buscaba otros hasta que había leído todo lo que existía de Padre Seraphim. De entonces aprendió de la Verdad, Quien le había estado esperando a él por mucho tiempo, aunque él no sabía el camino para llegar a la Verdad. Ross aprendió que esta Verdad es Cristo - no el Cristo almibarado y modernizado que predican los protestantes, sino el Cristo viviente, Que vive entre Su gente escogida llamada la Iglesia Santa, Católica, y Apostólica. Aprendió de la historia de la Iglesia y mucho más - por ejemplo, de Ortodoxia Rusa, de Santa Rusia, de los Mártires nuevos de Rusia. Entonces Ross se topó con Cristianos Ortodoxos y recibió Santo Bautismo con el nombre de Ignatius. Él nos contó todo eso cuando vino a Jordanville como peregrino. 

Por supuesto, tales casos, cuando jóvenes están buscando la verdad y la encuentran con la ayuda de las escrituras y el ejemplo de la vida de Hieromonk Seraphim (Rose) ocurren no solamente en los Estados Unidos sino también en las tierras rusas, lejos en Pskov o Siberia. Pero para los estadounidenses, Padre Seraphim es suyo. ¿Pero cómo atrae los corazones rusos? Y no sólo los Rusos - después de todo, él es muy respetado en todos los países de Europa del este. 

El hecho es que, por la voluntad de Dios, Hieromonk Seraphim se convirtió en un símbolo de nuestra era, un símbolo de cómo puede apartarse de espiritualidad falsa y impiedad y puede encontrar la Verdad. ¿Cuántas veces he oído de personas completamente diferentes: —¿Sabes, mi vida es muy semejante a la del Padre Seraphim.— Es verdad. Su destino es el destino de la generación perdida moderna, al que, por la misericordia de Dios, se revela repentinamente Cristianismo verdadero. 

Los hitos de este destino son los siguientes: 

Primer hito: Desilusión con la tradición en que crecía; la comprensión de su falsedad. En el oeste, usualmente es una tradición no verdaderamente cristiana (Padre Seraphim era de una familia protestante); en Rusia - ateísmo, y con el comienzo del perestroika - la religión de comodidad y la buena vida. 

Segundo hito: Después de desilusión viene una conversión a espiritualidad falsa, si es budismo, como era el caso con Padre Seraphim, o varios sectas y cultos, o prácticas ocultas.

Tercer hito: Entrando en razón espiritualmente y una comprensión que no hay verdad en el terreno de -espiritualidad no tradicional;- un callejón sin salida; una conciencia de su propia enfermedad, de la necesidad de conocer al Dios Viviente y una añoranza de la ayuda del Redentor Divino.

Cuarto hito: La revelación de la Iglesia Divina-humana con sus Sacramentos curativas, con su milagro diario de la presencia de Dios con los fieles. Aquí no puede estar ningún error, porque no sólo existe el alma, sino cada célula del cuerpo se regocija, esperando liberación. ¿Recuerda lo que experimentó Padre Seraphim cuando se encontró por primera vez en la Catedral Ortodoxa Rusa en San Fransico, donde el oficio estaba ofrecido en un lengua que él desonocía? Se dió cuenta de que -esta puerta- se había cerrado detrás de él para siempre.

Pero no es bastante encontrar la Iglesia verdadera - también tiene que quedarse allí dentro. Esto es especialmente difícil para los que vienen a la fe como adultos o quienes se creían en una tradición heterodoxa. Aquí comienza el podvig diario de la vida Cristiana. Padre Seraphim nos mostró cómo vivir la vida Ortodoxa pacientemente, deliberadamente, y sabiamente día tras día, hasta su propio fallecimiento. Él ganó la batalla contra los espíritus malos, una batalla que estaba especialmente aguda antes de su muerte dolorosa. Él no sucumbió a ninguna tentación, y se quedó un hijo fiel de la Iglesia Ortodoxa hasta el fin.

Ejemplo y testamento 

La tumba sencilla de Padre Seraphim. Foto: Wikipedia

Los que conocían bien a Hieromonk Seraphim dicen que él de verdad era un ejemplo en todo: siempre se comportaba sencillamente y modestamente, no era extremista, y cuando había tentaciones, él buscaba una respuesta en los santos padres y buscaba la voluntad de Dios por las decisiones e instrucciones de la jerarquía; era tolerante de las debilidades de otros y era intolerante de sus propias deficiencias. Padre Seraphim no sufría de -convertitis- y no jugaba el rol de mayor espiritual no de teólogo muy espiritual. Era por su actitud humilde hacia sí mismo que el Señor le hizo una fuente de agua vivienta para muchas almas en sufrimiento. El Señor le puso palabras de amor y discernimiento en su boca. El Espíritu Santo iluminaba su mente cuando él escribía sus obras teológicas y cuando predicaba y enseñaba a sus hijos espirituales, si por cartas o verbalmente. 

¿Pero no hay muchas personas, digamos, en los Estados Unidos, que tienen el mismo destino que Padre Seraphim? Hay muchas. ¿No hay bastantes autores en la Iglesia hoy? Hay bastante. Entonces, ¿por qué honramos a Padre Seraphim? ¿Por qué responden a sus palabras corazones en cada continente? ¿No es porque el Señor lo exaltó y lo sanctificó con dones espirituales mientras vivía? Y estamos atraídos a Padre Seraphim, sentimos su santidad con nuestros corazones. 

Hace mucho tiempo, las enseñanzas de Cristo se llamaban sencillamente -el sendero-. Y pienso que esto no es por accidente porque no nos salva sólo aprender enseñanzas cristianas, sino nosotros mismos tenemos que caminar el sendero difícil de Cristo hasta su fin. Muchos se están confundidos hoy sobre cómo caminar este sendero. Aprendamos este arte de Hieromonk Seraphim (Rose).

Padre Seraphim enseñaba que en cualquier dificultad o duda, cuando una pregunta nueva de la que no sabemos nada surge, tenemos que, primeramente, colocar a un lado parcialidad, prejuicio, y sospechas y examinar cuidadosamente lo que los santos padres dijeron sobre el asunto; segundo, hay que ir a su confesor; y tercer, hay que pedir al Señor que nos dé entendimiento y seguramente vendrá la respuesta. Tenemos que aceptar esta respuesta, aun si contradice la opinión de sociedad o nuestras creencias previas. El mismo Padre Seraphim siempre se comportaba así.

Hieromonk Seraphim consideraba el estudio sensato de los textos patrísticos como una parte muy importante de la vida Cristiana. Un hieroschemamonk en Rusia dijo una vez que Padre Seraphim, aunque era estadounidense, adquirió el espíritu de los santos padres mejor que muchos que crecían en un ambiente ortodoxo. Y esto no es una sorpresa. Como sabemos, la cualidad más inherente de todos los santos padres es su sensatez. Hieromonk Seraphim asimiló esta cualidad por la herencia Patrística. 

Sensatez le enseñaba a Padre Seraphim no estar orgulloso de la veneración que le rodeaba durante su vida. Sensatez le guardaba de extremos durante su sendero monástico. Sensatez le guíaba en escoger la posición de la Iglesia, señalando el sendero real en medio de los extremos de renovaciónismo de la iglesia e independencia fanática. Sensatez le enseñaba tratar a modernistas ortodoxas y a modernistas no ortodoxos no como enemigos, sino como hermanos díscolos quienes todavía no entienden todo lo pernicioso de sus opiniones. 

Hieromonk Seraphim enseñaba que si nos rendimos ante las fuerzas de oscuridad, si dejamos la esperanza, entonces dejamos de ser cristianos. Él creía que en cualquier caso, bajo cualquier persecución, los ortodoxos no deben estar amargados porque amor Cristiano lo cree todo, siempre espera en todo y nunca fracasa. 

La predicación de Padre Seraphim no era perimista. Aun hablando del fin del mundo, él hablaba con calma y diplomáticamente sin cualquier -éxtasis escatológica-. Él estaba lleno del espíritu evangelico - el espíritu apostólico, ascético de los primeros cristianos. En él, se mostró al mundo un ejemplo de un Cristiano original, de los primeros tiempos, quien puso los ojos de su corazón en el Cielo espiritual, anticipando la venida del Señor. 

Al mismo tiempo, Padre Seraphim era un verdadero monje -egipcio- de nuestros tiempos. Su alma amaba el ideal de otredad monástica - viviendo no por las leyes del mundo pecaminoso, sino por los mandamientos del mundo Celestial. Pero no hizo un culto por su renuncia monástica del mundo como unos autores de la iglesia moderna hacen, jugando a ser ascéticos. Padre Seraphim no jugaba - vivía por ascetismo y así no lo desplegaba, no fanfarroneaba, sino castamente lo escondía de ojos superficiales. Como cada otro ortodoxo justificado, él era un hijo del Evangelio en su alma, sintiendo y amando la belleza y armonía de la creación de Dios.

Hay un hilo de oro que atraviesa los artículos y cartas de Padre Seraphim de la idea de que nuestra meta hoy es la unidad de los ortodoxos y que nuestra fuerza es una palabra honesta pero delicada. Si estamos constantes y firmes en lograr esta meta, entonces por la misericordia de Dios veremos el triunfo de Ortodoxia. Pero a la inversa, nunca veremos triunfa universal si negamos a todos lo que no estamos con nosotros ahora por varias razones, si nos aislamos y dejamos el trabajo de predicar Cristianismo a lo que estamos llamados. 

El sendero al corazón ruso 

Fresco de San Juan, Hermano Jose, y Padre Seraphim en una iglesia en el norte de Moscú  

Unas personas preguntan: —¿Es posible para la gente rusa entender y aceptar la misión de la Iglesia Rusa en el Exterior?— Tales personas no saben que la gente ya la ha aceptado. Esto pasó cuando recibieron en sus corazones a tales pilares de la Iglesia Rusa en el Exterior como [1] San Juan (Maximovitch), Hieromonk Seraphim (Rose), y el defensor torturado del ícono de Iveron que da mirra, Hermano Jose Muñoz. No hay duda que la veneración universal en Rusia de San Juan, Hieromonk Seraphim, y Hermano Jose es una garantía que la gente rusa está espiritualmente viva y tiene las fuerzas para quitarse de impurezas. 

Tenemos que entender que el sendero de San Juan, Padre Seraphim, y Hermano Jose es el único sendero al corazón de la gente rusa. Es imposible lograr resultados positivos por denuncias orgullosas ni por super-exactitud arrogante. El único sendero verdadero es entrar en su corazón y convertirse en una luz para el mundo por arrepentimiento incesante y oración, no confiando en sí mismo ni un poco, sino poniendo toda su esperanza en el Señor. Los santos caminaban este sendero y así sus palabras tienen -autoridad-. Una mirada, una frase inflamaría y renovaría a decenas de personas, porque ya no eran sus palabras ni acciones sino eran las palabras y acciones de Cristo Mismo, dirigiéndoSe a ellos por los santos.  

Que la imagen brillante de Hieromonk Seraphim (Rose) sea como una vela en la oscuridad, puesta enfrente de todos los que caminan este sendero a la gente rusa con su predicación espiritual.  

Testimonios

Aquí están unos ejemplos testificando a los hechos de que Padre Seraphim fue escogido por Dios, que nos cuidaba mucho, y que los fieles lo veneran. 

Hieroschemamonk Raphael (Berestov) dice que durante los tiempos soviéticos, los monjes de la Lavra Santa Trinidad - San Sergius estimaban altamente las palabras de Padre Seraphim. Tradujeron unos de sus obras al ruso y las difundieron entre los fieles. 

Padre Seraphim en reposo

Cuando una foto de Padre Seraphim yaciendo en su ataúd llegó a la Lavra, Hieroschemamonk Raphael notó con respeto que brillante, clara y viva parecía la cara de Padre Seraphim. [2] Padre Raphael recuerda que literalmente corría por la Lavra mostrando a todos la foto, diciendo que por ver tal cara, un no creyente se podría convertir en creyente...

Así los monjes rusos, dedicados totalmente a la Ortodoxia ininterrumpida, por mucho tiempo han amado y venerado a Padre Seraphim.

Ahora, a los Estados Unidos otra vez. Una familia ortodoxa sufrió una tragedia en 1997, cuando el padre, Subdiácono Vasily Anderson, se murió. Durante su vida, Subdiácono Vasily era un Cristiano cariñoso y estaba dedicado al campo editorial de misioneros. Él y su esposa adoptaron a dos huérfanos de Rusia. Vasily era un ahijado de Padre Seraphim. Después de la muerte repentina de Vasily, su hermana, Cecilia, también ahijada de Padre Seraphim, vio a Padre Seraphim en un sueño. Él estaba preocupado por algo, por hacer algo. Cecilia le pidió qué le tenía tan ocupado y Padre Seraphim le contestó que tenía mucho que hacer porque estaba preparando un lugar para recibir al sirviente de Dios, Vasily quien acababa de reposar.  

Si intentamos acercarnos espiritualmente a Padre Seraphim (Rose) en esta vida, entonces por la misericordia de Dios, también podemos estar con él en la vida del futuro. 

Monje Vsevolod (Filippev)
Traducido del ruso por Jesse Dominick

VKontakte

9/2/2020

[1] Note que este artículo fue escrito en 2001, seis años antes de que la Iglesia Rusa del Exterior volvió a unirse con el Patriarchate de Moscú.—Trans.

[2] La palabrra usada aquí para cara es “лик (lik),” que generalmente se usa para hablar de las caras de los santos, las caras de íconos. —Trans.

MORE:Santos
  • Shqip
  • العربية
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Bahasa Indonesia
  • Italiano
  • Português
  • Русский
  • Español