Proceso del Metropolitano griego de Corfu quien seguía con la Comunión durante cuarentena

MORE:Noticias
Originally appeared at: Orthodox Chrisitanity

Autoridades griegas abrieron un caso criminal contra Su Eminencia Metropolitano Nektarios de Corfu en abril después de que él había celebrado la Liturgía Divina bajo condiciones de cuarentena para el Día del Domingo de Ramos y dio Comunión a unos fieles. 

—Las restricciones no prohiben dar Comunión a unos fieles,— dijo él a la vez, siguiendo que, —si desconectamos la Santa Comunión del Sacramento de la Liturgía Divina, entonces abolimos la misión de la Iglesia.— 

Met. Nektarios entrando en el juzgado por la mañana 


Las acusaciones se hicieron por el Acusador de Corfu por el pedido del Acusador del Tribunal Griego Supremo. 

Su proceso se abrió en la isla de Corfu. 15 líderes de la Iglesia Ortodoxa Griega han llegado a la isla para dar apoyo a su hermano, reportea Romfea.

Un número de cleros y fieles también se juntaron fuera del juzgado para dar apoyo a su sacerdote, gritando —¡Axios!— mientras que él llegaba. 

Jerárquicos, cleros, y fieles vinieron para apoyar a Met. Nektarios


Abad Gabriel (Nikiforidis) del Monasterio Santo de San Kyriaki comentó fuera del juzgado: —Hoy es una fiesta, Pascha, la Resurrección, porque unos de los 80 obispos defendió la Iglesia en estos días difíciles... El asunto es la criminalización de la Santa Comunión.— 

La defensa de Met. Nektarios incluye en su lista de testigos Su Eminencia Metropolitano Seraphim de Piraeus, Padre Nicholas Loudovikos, y Protopresbyter Themistoklis Mourtzanos.

Celebrando la Liturgía Divina, Su Eminencia les pidió oraciones a sus feligreses, y les dio la gracias por su amor, él hizo hincapié en esto: —Estamos acusados del crimen de haber estado en comunión con otros creyentes...por haber respetado la voz de nuestra consciecia, y a pesar de que no pusimos en peligro la salud del público, hicimos nuestro deber más alto por Dios, la Iglesia y nuestra gente. Obedecemos los órdenes de Dios. Nos sentimos tristes porque hay un clima general miedo, sumisión, y la abolición de la libertad.  

—Decimos, -¡Primero Dios!- Respetamos y obedecemos las leyes humanas cuando no estén en conflicto con las leyes de nuestra fe,— añadió Su Eminencia. 

MORE:Noticias