Patriarcha Kirill dice que el Bautismo de Rusia es el —acontecimiento revolucionario— más importante en la historia de la nación

Patriarcha Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa, dice que la Revolución Bolshevik no fue vencedora de la Fe Cristiana que tiene raíces muy profundas en a historia de la gente rusa...

Originally appeared at: Pravmir

Patriarcha Kirill dijo que el bautismo de Rusia, que cambió radicalmente la vida de la gente, es incomparable con ninguna revolución en la historia de Rusia por sus consecuencias positivas.  

—El bautismo de Rusia era, sin dudas, un acontecimiento revolucionario, hablando con lenguaje moderno. Además, sus consecuencias no pueden ser comparadas con ninguna revolución posterior porque el Bautismo cambió radicalmente la vida de la gente, su cultura, y el sistema de sus valores,— dijo el líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa después de la Liturgia Divina en la Catedral de Cristo el Salvador el 28 de julio, el Día del Bautismo de Rusia. (por una noticia de Interfax-religion)

Foto (fragment): Sacerdote Igor Palkin /patriarchia.ru

Patriarcha Kirill añadió que, comparando con el acontecimiento revolucionario del Bautismo de Rusia en la historia del país, también había la —revolución más formidable— de los principios del siglo XX que intentaba cambiar el sistema de valores, principalmente por destrozar la fe Ortodoxa. 

—Pero el hecho de que recordamos los sueños de esos revolucionarios con cierta sonrisa condescendiente, porque no tenían éxito, y esta Catedral de Cristo el Salvador renovada en el siglo 21 testifica al hecho de que acción política, organizada perfectamente, acompañada por violencia no podía erradicar la fe Ortodoxa de nuestra gente,— dijo el Patriarcha. 

Según Patriarcha Kirill, —el injertar al cuerpo beato de la Iglesia Ecuménica, que es lo que hizo Santo Príncipe Vladimir para Rusia, ha sido la fuerza espiritual más grande para la gente, ayudándola a pasar por las vicisitudes difíciles del sendero histórico.— 

—Todo lo que nos ha pasado desde el momento del Bautismo es una prueba vívida y muy convincente a favor del hecho de que la historia humana se hace no solamente por el hombre, por su mente, su voluntad, y sus fuerzas, sino por la gracia de Dios que está presente por las oraciones de la gente en la historia humana sin cambiando la libertad de humanos, eso sí afecta la humanidad, y del hecho de que la fe está viva y activa, a pesar de la lucha feroz contra ella,— él notó.

Para concluir, Kirill, Patriarcha de Moscú y toda Rusia, enfatizó que el bautismo de Rusia —no ha perdido su significado y su poder aun hoy en día,— y —todos somos los herederos de Príncipe Vladimir.—