Arresto domiciliario y pulsera de seguimiento electrónico dado a familia americana por coronavirus

—Si tengo que ir al ER, si tengo que ir al hospital, no voy a esperar a conseguir permiso para ir,— dijo ella... 

Originally appeared at: Wave 3 News

CONDADO DE HARDIN , Ky. (WAVE) - Una pareja del condado de Hardin ahora está baja arresto domiciliario después de que un análisis para COVID-19 dio positivo para uno de ellos y decidieron no firmar documentos aceptando estar en cuarentena. 

La semana pasada, Elizabeth Linscott pidió un análisis para COVID-19 porque iba a visitar a sus padres en Michigan. 

—Mis abuelos me querrían ver también,— dijo Linscott. —Así sólo para tranquilizarme, si sus análisis dieron negativos que ellos estarían bien, todo estaría bien.— 

Después de que su análisis dio positivo y sin ningún síntoma, Linscott dijo que el departamento de salud le contactó y le solicitó firmar documentos que limitarán su sus viajes a cualquier lugar a menos que llame al departamento de salud primero. Ella dice que escogió no firmar los documentos.  

—Mi parte era si yo tengo que ir al ER, si yo tengo que ir al hospital, no voy a esperar a conseguir permiso para ir,— dijo ella. 

Pero Linscott dijo que tomaría las precauciones necesarias si necesitara ir al hospital, como informar a trabajadores médicos  que su análisis dio positivo para COVID-19 recientemente.

Unos días después de negar a firmar el orden de cuarentena y movimiento controlado, Linscott dijo que el departamento del sheriff del condado de Hardin llegó a su casa sin advertencia. Su esposo, Isaiah, estaba en casa.

—Abro la puerta y están como ocho personas diferentes,— dijo él. —Cinco carros diferentes y estoy como ¿qué está pasando aquí? Este hombre está llevando un traje con una mascarilla, y este es el hombre del departamento de salud y tiene tres papeles diferentes para nosotros. Para mí, para ella, y para nuestra hija.— 

La pareja fue ordenada llevar pulseras de seguimiento electrónico. Si viajan más que 200 pies, agentes de policía estarán notificados. 

—No robamos una tienda, no robamos nada, no dimos la fuga después de atropellar a alguien, no hicimos nada mal,— dijo Elizabeth Linscott.

La pareja dice que nunca negaron a estar en cuarentena, sólo que no estaban de acuerdo con los términos de los documentos. 

—Esto es exactamente lo que el director del departamento de salud le dijo al juez, que yo estaba negando a estar en cuarentena por esto y eso no fue el caso,— dijo Linscott. —Nunca dije eso.— 

Los Linscott dicen que tienen planes para contratar a un abogado.

WAVE 3 News pidió comentario del departamento de salud del condado de Hardin pero no ha recibido respuesta. 

MORE:Noticias