En los Estados Unidos, CNN quiere que Jesús —sea menos blanco—

La cadena estadounidense CNN instó a estadounidenses poner íconos del —Jesús negro— en sus casas para —combatir el racismo—. Los ideólogos de liberalismo totalitario están haciendo todo lo que pueden para reemplazar el Cristianismo con un simulacro que sería parcialmente parecido. Mikhail Tyurenkov, líder del consejo editorial de Tsargrad, reveló el propósito verdadero de tales llamamientos.  

Periodista y presentador para CNN, Don Lemon, apeló a todos los fieles estadounidenses para que pusieran íconos de un —Jesús negro— en sus casas para —combatir el racismo—. Michael Tyurenkov, líder del consejo editorial religioso de Tsargrad, comentó en la situación en los EEUU. 

Él notó que intentos de —adaptar— a Cristo para satisfacer los deseos de grupos sociales particulares o facciones ideológicos se han hecho en los EEUU más que una vez. Y el —Jesús negro— no es una novedad para los EEUU tampoco. 

Pero el problema no solo es que un íconógrafo añadió pigmento oscuro a las imagenes de Cristo, la Virgen María, Juan el Bautista, u otros santos. Esto es perfectamente comprensible y perdonable, si se pinta el ícono sinceramente y canónicamente, enfatiza Mikhail Tyurenkov.

El problema es que ideólogos de liberalismo totalitario (o, más exactamente, liberalismo de la izquierda), después de haberse dado cuenta de la inefectividad de persecución (de Cristianos) soviética, están haciendo su mejor esfuerzo para reemplazar Cristianismo con simulacro que se parece a ella,

- explica el líder del consejo editorial religioso de Tsargrad.

Tristemente, tales tácticas están logrando resultados lentamente. Si hace un siglo, aun entre las sectas Protestantes más liberales, no había ni una que hubiera hablado de la posibilidad de —matrimonios homosexuales— ni de —ordenar— a —obispas— lesbianas, hoy ya no es sorprendente. Y es triste que nadie entre los Cristianos conservadores está dispuesto a criticar a tales blasfemos - dice Mikhail Tyurenkov resumiendo los resultados decepcionantes. 

Fuente: tsargrad.tv (Ruso)