Summer Fund Drive
Objetivo: $7,000
Given so far: $1,568
22%
37 Partidarios
8 Días restantes

Lo que Hitler nos hizo no es nada comparado con nuestro Holocausto del aborto (P. Dmitry Smirnov)

"ni siquiera podemos hablar sobre el cristianismo en nuestra situación demográfica de catástrofe suicida"

Originally appeared at: OrthoChristian

En la premier de una nueva película antiaborto a principios de este mes, el sacerdote ruso inmensamente popular Dmitry Smirnov, dio una presentación contundente, con su característico fuego y franqueza. Aquí está una parte de ella traducida:

"Quiero preguntarles a quienes se ocupan de Internet: traten de difundir esta película lo más ampliamente posible. Me gustaría que recorriera no solo nuestro país, sino en general de toda la Europa cristiana, que la gente finalmente piense en una cosa simple: matar a su propio hijo es muy malo. Y no espere que después de que sus brazos estén manchados con sangre hasta los codos, y sus pies chapoteen a través de la sangre de sus hijos asesinados, encuentre algún tipo de felicidad.

Esperar un matrimonio próspero o algún tipo de vida alegre después del infanticidio es simplemente ridículo. Una persona no puede encontrar ningún tipo de felicidad si él es un asesino de sus propios hijos.

Tales caníbales, como nuestra gente, necesitan ser borrados de la faz de la tierra, y solo la gran gracia de Dios para con nosotros (porque todos somos Sus hijos) nos salvará de la ira de Dios. Pero si no nos despertamos, la ira de Dios caerá sobre nosotros ", declaró el p. Dmitry.

Según el sacerdote, la película "Alive", que muestra todo lo ordinario y común de matar niños en las maternidades rusas, nos lleva a reflexionar sobre el tema. "Hace 3.500 años, el mandamiento fue dado a un pueblo completamente salvaje, nómadas: No matarás (Éxodo 20:13). Nosotros, un pueblo que sobrevivimos a guerras en las que una sexta parte de la tierra fue colonizada a caballo, debemos observar especialmente este mandamiento. Un pueblo con mucho talento se ha convertido en asesinos y caníbales ", dijo el jefe de la comisión patriarcal.

"Esta película tiene como objetivo llamar la atención sobre esto, nuestro flagelo. Por lo tanto, es necesario mostrarle a los niños, ir a las escuelas con sus nietos e hijos y hablar con el director, para convencerlos de mostrar esta película a los alumnos. Debemos distribuirlo lo más ampliamente posible. Sería suficiente mostrarlo al menos una vez al año para cada clase. Es una película memorable, hecha con bastante habilidad.

Al menos ninguna persona mentalmente normal diría que la película es dañina ", dijo el p. Dmitry, agregando que la omisión Patriarcal apoyó el proyecto mientras aún estaba en la fase de diseño.

En este sentido, el sacerdote recordó que "hace 100 años, las familias rusas tenían en promedio ocho hijos." 

"Tener quince y veinte hijos era una historia normal. Mendeleev era el decimonoveno hijo. Ahora, bajo el régimen soviético, es imposible esperar cualquier tipo de Mendeleiev," dijo.

"Hay un antiguo término de arrepentimiento. En griego significa "cambio de pensamientos", y el pensamiento principal que debemos cambiar es la idea de la permisibilidad del infanticidio.

Tal vez, para empezar, deberíamos cambiar esta idea entre el pueblo ruso, porque más que nada somos responsables de este pedazo de tierra que el Señor nos confió para las labores de nuestros antepasados. Esperaban que llenáramos esta tierra, pero durante 100 años nuestro número no ha aumentado, aunque durante el reinado de Nicolás II la población rusa aumentó en más de 50 millones de personas.

No podemos entender estos números. Para matar a 50 millones, no podemos entender. ¿Y cómo dar a luz 50 millones en tan poco tiempo? Nicolás Alexandrovich mismo mataron, cuando tenía cincuenta años. Algo debe haber sucedido en nuestros cerebros ", dijo el padre. Dmitry comentó tristemente.

"En los años desde que Lenin emitió por primera vez el ukaz que permite el aborto, una parte considerable de la población de nuestro país ha sido asesinada. Lo que Hitler hizo con nuestro país y con nuestra gente es poca cosa comparado con lo que nos hicimos a nosotros mismos, incitado por los bolcheviques.

Y ahora es la tendencia común en toda Europa, excepto en dos países donde el aborto está prohibido.

Hay muchas conversaciones en todo el planeta sobre los derechos humanos, y ahora sobre los derechos de los niños, e incluso hay una persona especial asignada para luchar por los derechos de los niños.

Pero los niños ni siquiera tienen el derecho más importante: a vivir. Ni siquiera pueden rechinar en su propia defensa. Por lo tanto, son asesinados en nuestro país por millones.

Hay cinco millones de abortos — aproximadamente — el número está cuidadosamente oculto. Alrededor de un millón de abortos ocurren en instituciones estatales, y aún más absurdos, con mayor frecuencia en hogares de maternidad. Hay otros cuatro millones en clínicas privadas de aborto que operan dentro de la 'planificación familiar,'" declaró el jefe de la Comisión Patriarcal.

"Como resultado, los rusos se han convertido en una gente muy vieja."

"La edad promedio de los rusos es de cuarenta, pero deberían ser diez para la vida normal."

"Cualquier persona normal debería ser un país de niños, y los adultos deberían ocuparse de criar, educar y enseñar a los niños. Y lo más importante, por supuesto, es la actitud cristiana hacia la vida. Pero ni siquiera podemos hablar sobre el cristianismo en nuestra situación demográfica de catástrofe suicida," Dmitry concluyó.


Originalmente apareció en: OrthoChristian
Traductores: Jesse Dominick, José Hernández y Jannice Hernández

  • Shqip
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Portuguese, International
  • Русский
  • Español