La insensatez de intentar entender el plan de Dios

Originally appeared at: Roosh V

On The Providence Of God (Sobre la providencia de Dios) por San Juan Chrysostom me fue recomendado personalmente por Abad Damascene del Monasterio de San Herman en California. San Juan escribió este libro al fin de su vida durante su exilio en las montañas de Armenia. Su propósito era ayudar en aliviar la desesperación de los fieles durante un periodo de persecución de Cristianos que era particularmente intenso. 

La insensatez de intentar entender a Dios y Su plan 

¿Qué entonces, es la causa de tal enfermedad? Es una mente inquisitiva y curiosa, es el deseo de saber la causa de todo lo que pasa, son las preguntas de la providencia incomprensible e incalificable de Dios, y es la investigación descarada y la curiosidad sobre lo que es ilimitado e indefinible. 

[…]

Así que sabes todas estas cosas por las que Él Se ha hecho conocido, por las que Él ha actuado, y por las que Él actuará, no seas inquisitivo, no seas demasiado preocupado, no digas, —¿Por qué eso?¿A qué propósito eso?— ¿Cómo no podría ser loco y lleno de la mayor locura hacerlo cuando uno no le hace preguntas inquisitivas a un doctor cuando él corta y cauteriza y aplica ungüentos amargos, aun si él sea un serviente. Pero el dueño de la casa yace en silencio sufriendo todo eso y está agradecido por los tratamientos aunque el resultado sea indefinido (porque muchos doctores han matado a muchos pacientes por estos tratamientos). Cedemos al doctor sumisamente cuando él hace estas cosas, justo como hacemos con un marinero, un albañil, y los que ejercen otras profesiones. 

Gracias a mi mente científica, admito sufrir tal enfermedad. Me gusta saber por qué pasan cosas y cómo resultaron pero esto me causará daño espiritual por supuesto. No importa tan inteligente o erudito seas, no podrás entender las costumbres de Dios ni la totalidad de Su plan y si insistes en intentar, Satanás te introducirá todos los tipos de duda y engaño en tu mente. Si quieres que sea fuerte tu fe Cristiana, tienes que aceptar que está bien no saber todas las respuestas. 

Muerte

Cuando un hombre ve a alguien quien ayer y anteayer estaba caminando con él y quien ahora está disuelto en gusanos y putrefacción y cenizas y polvo - aun si él tiene el orgullo del diablo - él se encoge de miedo, le hace sentar cabeza, él se contiene, él aprende a ejercerse en virtudes, y establece en su mente la madre de cosas buenas, humildad. 

[…]

La muerte fue introducida en nuestras vidas como un maestro excepcional de virtudes: modera el pensamiento, embrida las pasiones del alma, calma las olas y produce quietud. 

¿Dónde ves la muerte hoy? ¿La ves en los productos animales sometidos a muchos procesos industriales que comes? ¿La ves con sus vecinos mayores? La muerte nos está ocultada y aun cuando alguien se muere, a su cuerpo lo tratan con químicas y maquillaje para que se vea vivo. Con la muerte ocultada, la idea de tu propia muerte rara vez entra en tu mente y esto te impide hacer preparaciones necesarias para la muerte antes de que viene por ti. 

Dios no te necesita

[Dios] no tiene necesidad de nosotros. La maravilla de Su bondad es que Él nos creó sin tener ninguna necesidad de nuestro servicio. Por que, verdaderamente, antes de que existimos nosotros y los ángeles y los poderes del Cielo, Él existía y poseía Su propia gloria y santidad; y solo por amor de humanidad, Él nos creó e hizo todas estas cosas por nosotros y muchas más también. 

Si escoges el mal sobre el bien, Dios hará recompensa para garantizar que Su plan se cumpla. Tu vida es un regalo de Él y mientras Le gustaría a Él si tú hicieras Su voluntad, la historia humana procederá con Su plan pase lo que pase. Necesitamo a Él completamente y totalmente y Él no nos necesita ni un poco, y sólo es por Su amor infinito que Él decidió crearnos en el principio. No te sientas que Le haces un favor a Dios por tus obras buenas. 

¿Por qué es tan difícil caminar con Cristo? 

Si dices: -¿Y por qué están tantos peligros, tantas pruebas, tantas trampas en ambos el Antiguo y el Nuevo Testamento?- entonces aprende la causa. Así que, ¿qué es la causa? Esta vida terrenal es una escuela de lucha, un terreno de entrenamiento, una arena, un horno de fundir, una casa de teñir de virtudes. Justo como los que hacen cuero primero toman las pieles, las trabajan, las estiran, las pegan, las golpean contra paredes y piedras, y las dan otros tratamientos sin contar, las hacen listas para recibir la tintura - y así las dan un color deseado; justo como el orfebre por poner el oro en el fuego lo da a la prueba del horno para hacerlo extremadamente puro; justo como maestros en la escuela de luchar entrenan a los participantes con mucho trabajo duro, atacándolos con más violencia que sus oponentes para que por el ejercicio todos sus cuerpos sean fuertes y estén listos para el concurso, preparados para los ataques de sus adversarios y los puedan ganar fácilmente - así también hace Dios en esta vida. Deseando hacer el alma apta para virtud, Él la trabaja, la perfecciona, y la deja a las pruebas de tribulaciones para fortalecer a los que están desalentados y están flojos y para que los que son dignos sean aun más dignos, inexpugnable a las trampas del diablo y los complotes de los demonios y para que sean aptos sobre todo para recibir todas las bendiciones venideras. Por que, como se dice, un hombre quien no ha sido puesto a la prueba no vale. Y como dice Pablo: Y no sólo esto, mas aun nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; Y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; (Rom. 5:3-4). Así que Dios quiere hacer a los hombres pacientes y duraderos, Él permite que sean probados de cada manera. 

[…]

Así, cuando Pablo estaba buscando alivio de los males que le aquejaban y libertad de tales problemas, Dios también le dijo a él: Bástate mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo. (2 Cor. 12:9).

Los que no creen han dicho que yo tomé el camino fácil por convertirme en Cristiano pero ellos no entienden cuánto más requiere Cristo de los Suyos comparado con una persona quien está libre para satisfacer todos sus deseos y placeres mundanos. Privarse del mundo es tan difícil que sólo por la gracia de Dios puede una persona hacerlo.  

Si quieres una vida cómoda, no te aconsejo ser un Cristiano Ortodoxo. No sigas lo que enseñó Jesús. No sigas tu conciencia cuando te llama. Es mucho más fácil seguir los vientos seglares, atiborrarse con delicias, engañar, hacer chanchullos, mentir, y fornicar pero todo lo que ganas sólo te traerá muerte espiritual. 

On The Providence Of God (Sobre la providencia de Dios) es un tomo pequeño que contiene orientación sensata. Espero leer más obras de San Juan en el futuro. 

Aprende más: On The Providence Of God by St. John Chyrsostom On Amazon

  • Shqip
  • العربية
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Bahasa Indonesia
  • Português
  • Русский
  • Español